- Berean Bible Society - https://www.bereanbiblesociety.org -

¡Cuidado!

“Pero el Espíritu dice claramente que en los postreros tiempos algunos apostatarán de la fe, escuchando a espíritus engañadores ya doctrinas de demonios” (1 Timoteo 4:1).

“Pero los malos hombres y los seductores irán de mal en peor, engañando y siendo engañados” (2 Timoteo 3:13).

En los últimos días de la gracia, habrá dos áreas en las que se debe estar especialmente atento con respecto a aquellos que ministran la Palabra. Pablo nos advierte que algunos, pero no todos, se apartarán de la fe que alguna vez fue cercana y querida a sus corazones. Abandonarán la sana doctrina que nos fue entregada por primera vez por el apóstol Pablo y, en cambio, prestarán atención a los espíritus engañadores. Al enseñar cosas que son contrarias al evangelio de Pablo, causará mucha confusión entre los hermanos, lo cual es una estratagema maestra de Satanás, quien es el autor de la confusión. Pero, ¿por qué estos maestros se apartarían de la verdad a sabiendas? Las razones son muchas y variadas: notoriedad por el descubrimiento de una supuesta nueva verdad, mayor aceptación en la corriente principal de la cristiandad, números más grandes y otras tentaciones de ganancia carnal y terrenal.

El nivel de confusión aumenta dramáticamente cuando agregamos ministros que intencionalmente engañan a los desprevenidos para construir un ministerio utópico o de culto. Pablo dice que tienen “apariencia de piedad, pero negando la eficacia de ella” (2 Timoteo 3:5). En una palabra, negarán la predicación de la cruz, que es poder de Dios para salvación (Rom. 1:16; 1 Cor. 1:18). Aquellos que caen bajo su hechizo tendrán cosquillas en los oídos con mensajes inspiradores, pero habrá un silencio ensordecedor cuando se trata de la deidad de Cristo, el nacimiento virginal o la sangre preciosa de Cristo.

El apóstol es claro para todos los que escuchan cuando dice: “de los tales apártate”. Si no lo hace, será arrastrado a lo que es su enseñanza errónea o una red de engaño. ¡Ten cuidado! La solución de Pablo para evitar estos peligros es realmente muy simple: “Pero continúa tú en lo que has aprendido y te persuadiste, sabiendo de quién has aprendido” (2 Timoteo 3:14). En pocas palabras, sigue a Pablo como él siguió a Cristo. Una comprensión completa de las epístolas de Pablo será una salvaguardia contra el error y lo protegerá de ser engañado o sucumbir a los ingeniosos planes de los hombres.