- Berean Bible Society - https://www.bereanbiblesociety.org -

¿Es esto una contradicción?

“Mateo dice que los principales sacerdotes tomaron el dinero que Judas arrojó en el templo y compraron el ‘campo de sangre’. Pedro, en Hechos, dice que Judas compró el campo con la ‘recompensa de la iniquidad’. Superficialmente, esto parece ser una contradicción.”

Ante todo, la Palabra de Dios nunca se contradice a sí misma. Cuando hay una aparente contradicción, el problema no está en las Escrituras, sino en nuestra comprensión de ellas. La mayoría de las veces el enigma se resuelve fácilmente, como es el caso aquí. Sin embargo, cuando nos enfrentamos a ninguna explicación adecuada; simplemente tenemos que esperar más luz antes de intentar interpretar un pasaje.

Cuando los principales sacerdotes y los ancianos se negaron a recibir las treinta piezas de plata, como se ha dicho, Judas las arrojó al suelo y salió y se ahorcó. Después de su partida, estos líderes religiosos consultaron qué hacer con el dinero. Dado que estos fondos mal habidos se usaron para traicionar sangre inocente, determinaron que sería ilegal depositarlos en la tesorería del templo. Algo honroso, de hecho, para hombres que solo unas horas antes eran culpables de conspiración.

Así que estos líderes sin escrúpulos tomaron las treinta piezas de plata de Judas, “y compraron con ellas el campo del alfarero, para sepultura de los extranjeros” (Mateo 27:3-10). Como fue el dinero de Judas el que se usó para comprar el campo, a él se le atribuye la compra. Pedro confirma esto cuando dijo: “Ahora bien, este [Judas] compró un campo con el pago de su iniquidad” (Hechos 1:18).