- Berean Bible Society - https://www.bereanbiblesociety.org -

Pedro y la herencia celestial

“¿Cómo podría Pedro decir a los judíos que su herencia les está reservada en el cielo (I Pedro 1:4) si su esperanza es terrenal?”

Cuando los discípulos pensaron “que el reino de Dios se manifestaría inmediatamente (Lucas 19:11), el Señor les contó una parábola. El “cierto hombre noble” (v. 12) representa al Señor mismo, quien fue a la “tierra lejana” del cielo en Su ascensión (Hechos 1:9) “para recibir para sí un reino, y volver”. Esto significa que el reino que finalmente se establecerá para Israel en la tierra estaba reservado para ellos en el cielo en ese momento.

Antes de irse, el noble encargó a sus sirvientes que se ocuparan de sus asuntos mientras él no estaba (v. 13), una imagen de cómo el Señor dejó a Sus discípulos a cargo de Su ministerio después de que Él se fue. Pero después de que los “ciudadanos” de Israel mataron al Señor, “enviaron mensaje tras Él” (v. 14) al matar a Esteban, un mensaje que decía: “No queremos que este reine sobre nosotros”.

Cuando el noble “volvió, habiendo recibido el reino” (v. 15), reunió a sus siervos para recompensarlos según su fidelidad (vv. 15-27). Esto habla de cómo, cuando el Señor regrese a la tierra, regresará con el reino que actualmente está “reservado en los cielos” para Israel, y otorgará puestos en el gobierno del reino a los judíos fieles en ese momento.