- Berean Bible Society - https://www.bereanbiblesociety.org -

¿Qué hay en tu casa del tesoro?

Los persas mantuvieron los registros de las órdenes ejecutivas emitidas por sus reyes “en la casa de los tesoros del rey” (Esdras 5:17), junto con sus riquezas de plata y oro (Esdras 7:20). Obviamente, consideraban los mandamientos de su rey de igual valor que sus joyas y otros tesoros.

A riesgo de sonar como un comercial de Capital One, ¿qué hay en el tesoro de tu corazón? ¿Puedes decir con el salmista: “Me he regocijado en el camino de tus testimonios, más que en todas las riquezas”? (Sal. 119:14)? ¿O ha madurado en la fe hasta el punto de poder pararse honestamente ante Dios y decirle: “Amo tus mandamientos más que el oro fino” (Sal. 119:127), “más deseables son que el oro, sí, que mucho oro fino” (Sal. 19:10). Si no, pues éste podría ser el momento de una reevaluación en oración de la cartera espiritual de su alma.