- Berean Bible Society - https://www.bereanbiblesociety.org -

Que sea maldito

“Posiblemente no puede ser la interpretación correcta que el uso de Pablo del término ‘maldito’ en Gálatas 1: 8, 9 significó que los creyentes podrían perder su salvación. ¿Cuál es su posición sobre este tema?”

“Como hemos dicho antes, lo repito ahora: Si alguno os predica otro evangelio diferente del que habéis recibido, sea anatema” (Gálatas 1:9).

Miremos a Deuteronomio 7:26, que es el primer lugar en nuestras Biblias en inglés donde la palabra hebrea gehrem se traduce como “una cosa maldita”. Esto nos ayudará a entender el uso que hace Pablo del término. Es importante tener en cuenta que el apóstol tenía un profundo conocimiento del Antiguo Testamento, del que a menudo tomaba prestada su terminología, incluso cuando escribía en griego.

“y no traerás cosa abominable (idolo) a tu casa, para que no seas anatema (maldito); del todo la aborrecerás y la abominarás, porque es anatema (maldito)” (Deut. 7:26).

En otras palabras, el ídolo debía ser removido de su presencia; era para evitarlo. De la misma manera, se debe evitar a los que rechazan el evangelio de Pablo para que no seamos arrastrados a otro evangelio, que es exactamente lo que sucedió en Galacia. Como sabemos, dos no pueden caminar juntos en estrecha comunión a menos que estén de acuerdo (Amós 3:3).

Entonces Pablo no está hablando de santos que enseñan otro evangelio perdiendo su salvación, porque sabemos que aquellos que son salvos están eternamente seguros en Cristo. Afortunadamente, la salvación no depende de nuestras acciones, sino de la obra terminada de Cristo en el Calvario a nuestro favor. Claramente el apóstol está hablando de separarnos de aquellos que niegan su evangelio. Sin embargo, puede haber algunos que creyeron en un evangelio falso y, por lo tanto, no fueron salvos en primer lugar. Aquellos que creyeron en un evangelio tan falso y continuaron enseñándolo a otros fueron ciertamente malditos.