- Berean Bible Society - https://www.bereanbiblesociety.org -

Romanos 13 — ¿Gobierno civil o gobierno eclesiástico?

“¿Se trata de Romanos 13 acerca de obedecer al gobierno civil o al gobierno de la iglesia, como algunos dicen?”

En el contexto, es cierto que Pablo acaba de terminar de hablar sobre “el que gobierna” en la iglesia local (12:8). Pero los “príncipes” en el capítulo 13 llevan una “espada” (v. 4) que no puede referirse a “la espada del Espíritu” (Efesios 6:17) llevada por los líderes de la iglesia, porque el que la lleva es llamado “un vengador para ejecutar la ira sobre el que hace el mal” (13:4). Eso no encaja con el papel de los gobernantes en una iglesia de gracia, pero es una descripción adecuada de los gobernantes civiles. En el contexto más inmediato, Pablo acaba de terminar de citar a Dios diciendo: “Mía es la venganza; yo pagaré” (12:19). Entonces, cuando Pablo continúa llamando al portador de la espada “vengador”, está explicando que Dios se venga de los malhechores en la dispensación de la gracia por medio de la espada del gobierno civil.

A cambio de su servicio civil, se nos dice que paguemos “tributo” a estos gobernantes, algo que se paga a los reyes (Mateo 17:24, 25; 22:17), no a los gobernantes en las iglesias de gracia. Los judíos pagaban tributo a los líderes religiosos de Israel (Núm. 31:37-41) porque eran una teocracia, un gobierno gobernado por Dios, por lo que pagar tributo era simplemente darle a Dios lo que le correspondía. Pero la palabra “debido” (Rom. 13:7) habla de lo que se debe como una deuda, por lo que “tributo” es una palabra que no se puede usar para dar en la iglesia local. Bajo la gracia, nuestro dar no se hace “por necesidad” (2 Corintios 9:7).