- Berean Bible Society - https://www.bereanbiblesociety.org -

Un desafío para nuestros padres

Lectura de las Escrituras:
“Así que, hermanos míos amados, estad firmes y constantes, creciendo en la obra del Señor siempre, sabiendo que vuestro trabajo en el Señor no es en vano.”
— 1 Corintios 15:58

Probablemente la pregunta más común de un niño de siete años es: “¿Qué quieres ser cuando seas grande?” Por lo general, el pequeño está tan helado de miedo que el que pregunta debe recurrir a una forma de interrogatorio: “un médico, un abogado, un policía; ¡Lo sé, un bombero! Estas son ciertamente profesiones nobles, pero ¿por qué casi nunca se alienta a los niños a ejercer el ministerio? ¿Es la obra del Señor menos significativa? ¿Son los llamamientos de pastor, evangelista, misionero y consejero cristiano indignos de la consideración de nuestros hijos? Los padres hacen bien en recordar que no hay mayor vocación en la vida que el servicio del Señor.

Tristemente, nuestros jóvenes están tan precondicionados para aspirar a profesiones mundanas que el ministerio ni siquiera es una opción viable. La madre de Timoteo no tenía forma de saber si Dios llamaría o no a su hijo al servicio de tiempo completo. Pero para su crédito, ella entrenó a Timoteo desde que era un niño pequeño en las Escrituras para prepararlo para las cosas del Señor. Poco después de su conversión a Cristo, fue llamado al ministerio donde liberó a muchos de una eternidad sin Cristo (II Tim. 1:6).

Durante esos años formativos necesitamos animar a nuestros jóvenes a buscar el rostro del Señor en cuanto a qué área de servicio cristiano el Señor podría usar. Quizás tengas una aljaba llena de adolescentes que no saben qué vocación seguir. Qué mejor lugar para buscar una respuesta que hacer que asistan al Berean Bible Intitute aquí en Milwaukee.